APRENDE CÓMO INCREMENTAR LA VELOCIDAD DE TU MACBOOK LENTA

Nada puede ser más incómodo que trabajar con un ordenador lento. En la actualidad todos los equipos, sean portátiles o de mesa, se caracterizan por poder ejecutar los programas más complejos y a un menor tiempo. Con relación a las versiones pasadas, estos nuevos equipos parecen haber resuelto problema del “lag” o los “bug” que daban más de un dolor de cabeza a los usuarios. Tal es el caso de los ordenadores Macbook. La estrella portátil de Apple ingresó al mercado para alborotarlo todo, con calidad gráfica, buen acabado y lo más importante, con un hardward perfectamente dotado para resolver cualquier tarea a la brevedad.

Sin embargo con el paso del tiempo cualquier dispositivo puede quedar desfasado y más aún si no cuenta con el servicio de mantenimiento adecuado. Esto quiere decir que hasta la Macbook más potente puede quedar relegada con el paso de los años. Y el rasgo más evidente que podemos identificar como usuarios de este equipo es la lentitud que muestra. Una Macbook lenta deja mucho que desear, aunque a veces esta avería no responde necesariamente a un tema de años, puede que el paso del tiempo de todas maneras haga estragos y deje una Macbook estropeada.

Si de pronto estás trabajando en tu potente portátil de Apple y comienzas a notar que al momento de instalar un programa o correr alguno de la familia Adobe, las ventanas no responden o lo que es peor, el sistema termina reiniciándose o colgándose definitivamente. Tal vez lo primero que pase por nuestra mente es ponerle la mano encima al hardware con un formateo, sin embargo, aunque esta resulta una opción válida, tendría que ser una de las últimas alternativas. Es por ello que pensando en ti hemos credo el siguiente post, cuyo objetivo radica en solucionar el problema de Macbook lenta.

Primero tengamos una cosa muy en claro: todos los Mac se van volviendo lentos con el paso del tiempo. No importa qué tipo de Mac poseas (Macbook, Macbook Pro, Macbook Air), el paso del tiempo y el cúmulo de archivos harán que el sistema trabaje ineficientemente. Pero aquí te enseñaremos algunos trucos (5 para ser específicos), que permitirán que tu Mac vaya más rápido. Unas llegan mejor que otras (dependiendo qué Mac poseas), pero lo que vas a conocer hoy te permitirá decidir por ti mismo. De esta manera intentaremos hacer que el Mac vaya más rápido.

Punto número uno: El disco duro está lleno de archivos y basura informática: Esto es un secreto a voces, cuántas reparaciones se han hecho en torno a una Mac lenta a causa del disco duro. Nada vuelve más lento el portátil que un disco duro lleno. Así que si logras aligerar un poco más el almacenamiento del Mac, habrás ganado mucha velocidad para la ejecución de tus trabajos. Debes saber que es posible reducir el tamaño de archivos del disco duro sin necesidad de optar por el formateo, tampoco necesitas ser un experto para aplicar esta solución básica a una Macbook lenta. Así que vamos a limpiar el disco duro.

Limpiarlo no es fácil, pero tampoco es imposible. Retirar los archivos de video antiguos, reorganizar el Escritorio y sumergirnos en la memoria para visualizar los archivos viejos que no necesitas es la parte más sencilla del procedimiento. Lo difícil será limpiar el sistema e indagar cuáles son los archivos que de verdad están estropeando la Macbook y haciéndola lenta. Existen muchos limpiadores en Red que pueden ayudarte a acabar rápidamente con los archivos inservibles, pero si eres de las personas que no confía en instalar cualquier programa al Mac, puedes hacer una búsqueda y eliminación manual de cachés, archivos de registro, paquetes de idioma y mucho más. Todos estos elementos por más pequeños que puedan parecer, con el paso del tiempo ocupan un espacio importante en nuestro portátil; haciendo que un problema se convierta en un caos.

Es por ello que para solucionar el problema del disco duro dependerá del grado de paciencia que podamos tener para buscar los archivos que ya no deseemos en nuestra vida informática.

La segunda opción para recuperar la velocidad en nuestra Macbook lenta, es identificar y reconocer la importancia una nueva versión de sistema operativo. ¡Sí! Por más contradictorio que parezca un sistema operativo actualizado puede ser la solución a la lentitud de tu Mac.

Si eres de lo que piensan que un sistema operativo actualizado puede ralentizar el equipo, tal vez deberías análizar las características del tuyo pues si es una Macbook moderna y potente la actualización le sentará de maravilla. La versión del sistema operativo de tu Mac es demasiado importante para su rendimiento. Puede ser que una versión antigua de OS X suele ser más lenta; es por ello que Apple emite nuevas versiones para corregir los errores más comunes del portátil, entre ellos: una Mac lenta.

Cómo solucionar este problema: vamos a actualizar el sistema operativo: contar con la última versión de OS X es algo altamente sensato, por si no lo sabes (en caso de), la última versión de sistema para Mac es macOS Hig Sierra. Esta nueva versión no solo trae mejoras estéticas, sino también parches con mayor seguridad para el uso de tu equipo. Quítate de la mente el concepto de estar añadiendo más peso a tu Mac que ya se encuentra enfrentando la lentitud del día a día, por el contrario piensa que se trata de un nuevo software que garantizara la velocidad de tu Mac para que prácticamente corra. Lo que tienes que hacer es ir a la Mac App Store y buscar entre sugerencias de actualización el “macOS High Sierra”; procede a instalarlo y comenzarás a notar como tu portátil tiene un mejor rendimiento.

La otra cara de la moneda son las ocasiones en que, contando un portátil Macbook de Apple limitado, procedemos a actualizar a una versión la cuál ya no es soportada por el hardware de nuestro ordenador. Muchos usuarios de Yosemite, podrían dar un salto a sistemas como El Capitán o Sierra, sin medir bien las consecuencias. Recordemos que un portátil tiene un tiempo de vida útil que hay que respetar, incluso en la página de Apple podemos encontrar cuáles son los dispositivos compatibles con las nuevas versiones de sistema operativo. A veces la ambición nos hace descargar el último sistema, pero el precio que pagamos es caro. La solución a un problema de este tipo radica en la reinstalación del sistema operativo más compatible con el hardware que manejamos. De esta manera también mejoramos su funcionamiento a costa de un buen servicio técnico.

Otro problema de Macbook lenta con una posible solución es el que se genera al momento de arrancar el portátil, es decir cuando encendemos el equipo. Seguro habrás notado que al arrancar la Mac, muchas cosas se llegan a cargar en segundo plano. Estas no solo ralentizan el proceso de arranque del ordenador de Apple sino que también continúan afectando al portátil en todo el tiempo que llevamos desempeñando nuestras labores. La manera más práctica de solucionarlo radica en administrar los ítems de inicio ¿difícil? Para nada.

Llevando a cabo este proceso le estamos brindando un respiro a nuestra Mac y haciendo que el sistema funcione más rápido. Si no gestionamos los ítems de inicio, nuestro equipo estará remando contra la corriente al momento de caminar con una enorme cantidad de archivos o procesos que quieren ir al mismo tiempo y desde el arranque. Al deshacernos de todos estos, nuestra Mac estará más ligera y podremos ingresar al escritorio mucho más rápido. Esta solución es demasiado convenientes para aquellas personas cuyo contacto con el equipo es inmediato si se requiere enviar reportes y hacer uso del ordenador apenas se llega al trabajo. Si bien esta es una solución demasiado práctica para restablecer la velocidad de tu Mac, si el problema persiste es mejor contar con la ayuda de un técnico especializado en reparación de Mac en Madrid.

Otra manera de aligerar el peso de la Macbook y al mismo tiempo ganar más espacio para otros programas, es eliminando las aplicaciones que no estamos utilizando, muchas de ellas pueden llevar años ahí sin aportar nada en lo absoluto. Para hacerlo debes seguir esta ruta:

 

VE a las Preferencias del Sistema, luego Usuarios y grupos, y por último pulsar en tu nombre usuario. Ahora, haz clic en ítems de inicio, pulsa el nombre de una aplicación que no necesites abrir al momento que la Mac esté arrancando y a continuación presiona el símbolo “–“ que se encontrará bajo la lista y hacia la izquierda; con ello podremos eliminar la aplicación de la lista y así reducir el peso del disco e incrementar la velocidad de nuestra Macbook.

Otro cosa que debe estar dando problemas y haciendo de nuestra Mac una portátil lenta, son las actualizaciones en segundo plano. Es cierto que algunas son necesarias, pero cuando se están ejecutando, sin darnos cuenta, puede estar consumiendo más memoria RAM de lo necesario. Esto quiere decir que cuando tienes demasiadas cosas en segundo plano, la Macbook ni siquiera es capaz de manejar tareas sencillas como Microsoft Word. Pero no te preocupes que aquí te contamos cómo reparar o darle solución a este problema latente en tu Mac.

Lo que debemos hacer es finalizar los procesos con el Monitor de Actividad. Este Monitor tiene como función mostrar los procesos que está consumiendo los recursos de tu sistema. Quiere decir que al cerrar una aplicación que consume mucha potencia de procesos, puede significar un importante plus de velocidad a tu Macbook lenta. Si te haz preguntado ¿por qué mi Macbook va lenta? Aquí tienes una de las principales causas.

Para hacerlo, tienes que abrir la carpeta Aplicaciones y luego la carpeta Utilidades. Aquí podrás encontrar el Monitor de actividad. Revisa bien la lista de aplicaciones y procesos que están en marcha incluso en tiempo real. Desde aquí puedes visualizar qué es lo que está originando los problemas en la Mac.

Ahora pulsa la pestaña Memoria en la parte superior, y a continuación el filtro de Memoria de la parte superior de la lista. Lo que estamos haciendo es simplemente ordenar los programas por la cantidad de espacio que llevan ejecutando en la memoria RAM de la Mac. Recuerda mientras más alto sea el número de MB, más potencia necesitan y por ende vuelve lenta a la Macbook. Lo que tienes que hacer es detener la ejecución de la aplicación pulsando su nombre en la lista y luego haciendo clic en el botón “X” gris que podemos ver en la esquina superior izquierda de la ventana. Una cosa muy importante es NO BORRAR NINGÚN ARCHIVO QUE NO CONOZCAMOS. Para ello contamos con internet y así averiguamos antes de hacerlo, si aún así no estamos seguros, este trabajo puede ser realizado por un técnico especializado en Apple.

Por último y no menos importante, te presentamos la solución más práctica pero que a la vez representa un costo para el usuario. Y es que el problema radica en un hardware anticuado. Esto quiere decir que lamentablemente tu Macbook está demasiado vieja para poder ser arreglada y es por ese motivo que va demasiado lenta. Notarás que la velocidad baja drásticamente y nos es mucho lo que se pueda hacer. Sin embargo a pesar de ello intentaremos esbozar una solución al problema.

Hemos mencionado que la RAM es una parte fundamental que trabaja con todos los programas y aplicaciones instalados en nuestra Mac. En algunos casos la velocidad den nuestro portátil Apple puede verse afectada porque la cantidad de RAM que poseemos es poca. La solución puede ser una ampliación de memoria RAM, si quieres probar con este método solo debes expandir al doble la capacidad de memoria que tu Macbook requiere. Por ejemplo si cuentas con una Macbook de 4GB de RAM, lo ideal es reemplazarla o añadirle esta, de manera que termines con 8GB para poder trabajar. Sin duda esto representará más que un alivio para la velocidad de tu equipo. Recuerda que la reparación de toda Macbook averiada y la ampliación de memoria deben ser realizada por un personal competente y con experiencia en reparación de ordenadores Mac.

Llamenos
Dirección